Ayuda a A-lin a reconstruir el Valle Dorado en esta aventura sobre economía circular y desarrollo sustentable.

Con el liderazgo de A-lin, familias enteras de colonuts han cruzado el Mar Esperanza para repoblar el Valle Dorado siguiendo los preceptos de la Economía Circular y la Sustentabilidad.

Ayúdalos a lograrlo en este juego de estrategia y economía, construye poblados y ciudades que sean sustentables, invierte en educación, energía sustentable y mejoras tecnológicas para evitar catástrofes medioambientales.

HISTORIAS
DEL
VALLE

La leyenda del Valle Dorado

Relato de Galanda

Cae la noche sobre la inmensidad del Valle Dorado. Lentamente sus pobladores regresan a sus hogares para descansar y compartir un momento con sus seres queridos, tras otra agotadora jornada para hacer de su mundo un mejor lugar para el futuro. En una de estas viviendas encontramos a Baa-ni, un pequeño que espera con ansiedad la llegada de la noche para escuchar las historias que Galanda, su madre, le cuenta antes de dormir.

ㅡNo recuerdo haberte contado nunca por qué el Valle Dorado es realmente dorado ㅡle dice Galanda a Baa-ni tras arroparlo en su cama.

ㅡ¡Cuéntame, mammuya! ㅡresponde el niño, llamando a su madre con el cariñoso apelativo tradicional que todos los niños de las tribus del Valle llaman a sus madres.

ㅡEntonces espero que te hayas lavado bien las orejas antes de acostarte, porque estás a punto de escuchar la historia más asombrosa de nuestro pueblo...

»Cuando la Fuerza Primordial llamada Da-wie, el Gran Organizador, marcó los límites entre los mares, la tierra, el aire y el infinito, el resto de las Fuerzas Primordiales decidieron recorrer cada área para distraerse un rato de su eterna existencia. Mientras jugaban, sin proponérselo, crearon vida en muchas formas en los lugares más recónditos del universo.

»Pero hubo un apartado rincón de la zona terrestre por el cual las grandes Fuerzas Primordiales no transitaron. Se trataba de una vasta región entre altas montañas, con una enorme riqueza geográfica, pero carente de vida. La única de las Fuerzas Primordiales que puso su atención en este peculiar valle fue Balmina, una tímida Fuerza Menor que solía ser ignorada por el resto. Balmina estableció en este valle su rincón secreto, y allí fue donde decidió crear y experimentar, trayendo a la vida formas y colores que ninguna de las demás Fuerzas Primordiales habían sido capaces siquiera de imaginar.

»Balmina llevaba muchos siglos jugando en su valle, ignorada por el resto, hasta que se excedió en su afán decorativo al colorear los árboles más grandes del lugar. Las frutillas rojas habían estado muy bien. Las gárzulas azules, los golondretes amarillos y las rinocerañas violetas también. Estaba muy conforme con el diseño de los enormes troncos repletos de hojas, por lo que decidió pintarlos con un color que nunca se hubiera visto. Así, Balmina inventó el color dorado y todos sus tonos, y le gustó tanto que lo puso en las hojas, las ramas, las cortezas y las raíces, al punto que se le desbordó y la tierra del valle llegó a lucir el aspecto fulgoroso de este nuevo color. Balmina estaba feliz con su creación.

»Pero al salir el sol al día siguiente y reflejarse sobre el valle, su destello fue enceguecedor y se vio hasta el último confín del universo, delatando el rincón secreto de Balmina. Todas las demás Fuerzas Primordiales se acercaron a curiosear, y fue tal su fascinación que decidieron hacer del Valle Dorado el centro de su existencia, y ya nunca se fueron de allí.

Así terminó el relato de Galanda. Esa noche Baa-ni se durmió soñando con brillos dorados y mundos donde la vida nace en muchas formas diferentes. Como el futuro que todos queremos para el Valle Dorado.

Autor: Nicolás Falchi Corral

LAS 8 Rs: EL CAMINO SUSTENTABLE

Así como el mundo de A-Lin, el nuestro también está contaminado y necesita nuestra ayuda. Hay muchas cosas que podemos hacer dentro de nuestras comunidades para cambiar el rumbo y transformar nuestro planeta en un lugar mejor.


Lo primero que podemos hacer es pensar. Pensar en las huellas que dejamos a cada paso y en los desechos que generamos todos los días. Pensemos en los ciclos de la naturaleza y aprendamos de ellos. Pensemos cuánto de lo que tiramos puede convertirse en algo nuevo y continuar su vida útil.

De manera consciente o no, todos los días en nuestra vida cotidiana generamos contaminación. Lo importante es pensar en la incidencia de nuestras acciones sobre el medio ambiente para poder minimizar el impacto.